por Jesús V. Ferrer

No puedo decir vuelvo en seguida, porque cada vez que lo digo pasan diez años. Cómo definiros mi estado de ánimo, no lo sé. Extrañamente vagando, tranquilo, inquieto, con la serenidad solemne de las grandes ocasiones mientras camino simplemente. Miro el mundo y sonrío. Qué me está pasando. Sólo decirte que si estás ahí, no te vayas. Me haces falta.

Anuncios