Demasiada vida

por Jesús V. Ferrer

Creo que mi médica va comprendiéndome (ya es hora). Con la excusa de una analítica le explico mi vida y me doy cuenta de que me emociono y me escucha y me escucha bien atenta; entonces paro, me da vergüenza y sonreímos los dos. Posiblemente acabe hablándole de Platón. Platón y los triglicéridos.

Veo pasar mi vida a menudo como una película, igual que les ocurre a los que rozan ese túnel blanco. Yo siempre estoy como en un túnel blanco viéndolo todo, entro y salgo, actúo. Son demasiadas cosas, demasiadas personas, demasiados nombres. Cómo contarlo todo, no sé si se puede. No sé si sé hacerlo. Es demasiada vida. La que me da la fuerza y también la que me la quita.

Anuncios