por Jesús V. Ferrer

Cómo podría seguir, si no te quisiera tanto.

Anuncios