por Jesús V. Ferrer

Volvimos ya del pequeño gran viaje. Fue una aventura obligada, un compromiso adquirido. Un reto, una misión, una promesa. Una ilusión, una esperanza, una enorme esperanza. Una sonrisa, pequeña.

Cuando estés mejor iremos, Javier. ¿Prometido?

Anuncios