por Jesús V. Ferrer

No me gusta el verde. Prefería mil veces el gris. Lo cambiaré cuando no me vea nadie. No encuentro mi estado de ánimo, por ninguna parte. No es necesario que comentéis mis brevísimos posts de una palabra.

A ver si encuentro el sí, sí, sí.

Anuncios