por Jesús V. Ferrer

Vuelvo a ir a la piscina, pero ni debajo del agua dejo de pensar. Pienso la de cosas que me han pasado, que me están pasando. Es como si se tratara de una película, me parece que estoy a ratos fuera de ella. Salgo y entro, me invento fuerzas. Estoy perdido, sólo sé que tomo el camino adecuado. Si todo va bien, pronto salvaré gaviotas. Otra vez.

Anuncios