por Jesús V. Ferrer

Hoy se nos cruzaron los cables en la oficina. Demasiado calor humano. Todos perdemos los nervios alguna vez, dicen. No, todos no. Unos sí y otros no. Unos siempre. Otros, casi nunca. Me duele más de quien aprecio y quiero. Mañana saldrá el sol. No es seguro, sólo probable.

Anuncios