Un deseo

por Jesús V. Ferrer

Esta noche hay que pedir un deseo. Yo quisiera unos cien. O al menos tres o cuatro. Pero entre todos, uno. Que sólo sé yo. A ver, voy a concentrarme. No me hace falta concentrarme, llevo concentrado desde que nací. Y llevo concentrado en ese deseo mucho tiempo. Así que ya está. Me falta mojarme los pies paseando por la playa. Vale, ahora vuelvo… (igual tardo un poco)

Anuncios